Santa Cruz aprueba de forma definitiva el proyecto de Zona de Bajas Emisiones

El área de Planificación Estratégica ha estimado las alegaciones recibidas en el periodo de exposición pública y ha realizado los cambios pertinentes que se han incluido en este proyecto que busca reducir la contaminación en la zona centro.

La Junta de Gobierno, presidida por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ha aprobado este lunes, de forma definitiva, y tras estimar las alegaciones oportunas recibidas durante los 30 días en los que estuvo sometido a exposición pública, el proyecto de Zona de Bajas Emisiones (ZBE), transformación digital y sostenible del transporte urbano de la ciudad, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que cuenta con una subvención europea de 1.278.000 euros, y que deberá ser implantado en un plazo de 10 años.

Un proyecto que deben tener todos los municipios y territorios insulares de más de 50.000 habitantes, y cuya redacción fue adjudicada en diciembre de 2022, a la UTE formada por Tema Ingeniería y Wawa Consultores en Movilidad, por un importe de 71.751 euros, entidades que también se encargarán de la dirección de las obras.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, manifiesta que “estamos ante la aprobación de lo que deben ser las características generales de un proyecto cuya implantación está sujeta al desarrollo de una ordenanza específica”. Añade que “la aprobación de este proyecto se hace tras analizar las alegaciones presentadas por la población, entidades y administraciones, algo más de una treintena y algunas de las cuales se han tenido en cuenta”.

El alcalde apunta que “nosotros estamos cumpliendo con los plazos que nos ha marcado la UE tras concedernos la financiación necesaria para la implantación de la ZBE, pero por el momento, somos el único municipio canario que está cumpliendo con esos plazos, por eso le pido al Gobierno de Canarias que coordine la implantación de las ZBE en todo el Archipiélago para que todos estemos en igualdad de condiciones a la hora de aplicar esta nueva forma de entender la movilidad en las grandes ciudades”.

Añade José Manuel Bermúdez que “algunos ayuntamientos tenemos dudas de la seguridad jurídica en la toma de decisiones a cerca de la Zona de Bajas Emisiones, por lo que necesitamos que el Ejecutivo regional tome cartas en este asunto para unificar criterios”.

Por su parte, el concejal de Servicios Públicos, Sostenibilidad Ambiental y Planificación Estratégica, Carlos Tarife, explica que “este proyecto, que tras su aprobación inicial fue sometido a exposición pública, incluye la instalación de casi 30 puntos de control de acceso, con cámaras de seguridad y la regulación del aparcamiento” y añade que “es una buena noticia poder dar un paso más en este proyecto que contribuirá a crear una Santa Cruz más sostenible y donde el respeto por el medio ambiente sea una realidad”.

Vehículos autorizados

Este proyecto determina que los vehículos que podrán acceder, circular y estacionar en superficie en la Zona de Bajas Emisiones, debidamente rotulados e identificados, con carácter general, y sin necesidad de autorización municipal, pero sin perjuicio de comunicación por parte de las distintas administraciones y empresas, serán los de los servicios públicos esenciales, incluyendo los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Local y Agentes de Movilidad, extinción de incendios, protección civil y salvamento, ambulancias, otros servicios de emergencias y grúa municipal, vehículos de seguridad privada y los vehículos que usen los profesionales del servicio de Salud.

Estarán autorizados los vehículos de empresas y autónomos cuya actividad empresarial, profesional o comercial se ejerza en un local u oficina ubicada en el interior de la Zona de Bajas Emisiones, o se desarrollen en los mercadillos municipales situados en dicha zona, y los de las personas invitadas por estos según el procedimiento reglamentario que se establezca, cuyas necesidades de movilidad así lo exijan.

Tendrán permiso para acceder los vehículos que accedan a consultas y tratamientos médicos, y a centros veterinarios cuyas necesidades de movilidad así lo exijan. Pero también, los vehículos comerciales que se adecuen a las restricciones de distintivo ambiental establecidas en cada periodo a lo largo del tiempo, destinados a la Distribución Urbana de Mercancías y en horarios establecidos según ordenanza reguladora.

Control de la Zona de Bajas Emisiones

El seguimiento continuo, a través de la monitorización, permitirá la evaluación de la implantación de la ZBE y de las medidas contempladas, así como de su impacto ambiental. Además, permitirá la adopción o corrección de diferentes aspectos para mejorar su eficacia.

Esto se puede conseguir a través de indicadores que ayuden a conocer la evolución de la calidad del aire asociado al tráfico rodado en las estaciones de medición mediante la evolución de los niveles de concentración de los diferentes contaminantes registrados en los puntos de medición del municipio.

Actualmente hay 10 estaciones de medición repartidas por el área metropolitana recogidas en la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de Canarias. Además, se plantea la instalación de nodos de medición dentro del área de la ZBE.

Asimismo, habrá indicadores de ruido y de eficiencia energética para evaluar el ahorro energético estimado, en términos de energía que supondrán cada una de las medidas que se acometen en el ámbito de la ZBE.

El siguiente paso por parte del Consistorio será publicar el presente acuerdo en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife y en la página web de la Corporación Municipal, así como notificar el acuerdo a la Consejería de Transición Ecológica y Energía, y de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias, así como a la Consejería del Área de Medio Natural, Sostenibilidad, Seguridad y Emergencias y Consejería del Área de Movilidad del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Otras noticias

  • Sin comentarios aún.
  • Añadir comentario